Skip to Main Content
Skip Navigation Links
 

Nuestros Valores Centrales

Excelencia

Dependemos de personas excepcionales para proveer servicios de calidad excepcional para los cuidados de la salud a través del Hospital de Niños. Nos proponemos altos estandartes y nos apoyamos mutuamente con el fin de poder lograrlos. Invertimos en nosotros mismos y valoramos las diferencias individuales y culturales que nos hacen más fuertes. Nos enorgullecemos de nuestros servicios superiores siendo medidos por resultados cualitativos.

Cuidados compasivos

Tratamos a cada uno de los niños, a cada familia, a nosotros mismos, a nuestras visitas y a nuestros vendedores con respeto, amabilidad, esperanza, alegría y buen humor. Demostramos nuestro espíritu solidario, sanativo y de familia en cada oportunidad. Reconocemos la importancia de la alegría en las interacciones humanas y en la salud de los niños. Buscamos la forma de poder aliviar el sufrimiento y proporcionar consuelo.

Integridad

Somos honestos, éticos y responsables en nuestro trabajo y en la forma en que nos manejamos con otros. Mantenemos nuestras promesas y reconocemos nuestros errores. Nos conocemos mutuamente y evitamos las agendas escondidas. Por la manera en que vivimos nuestras vidas diariamente somos merecedores de la confianza que la gente deposita en nosotros.

Innovación

Recibimos el cambio, la creatividad, el aprendimiento continuo y el crecimiento personal. Incorporamos nuevas ideas, tecnología y métodos para poder mejorar los cuidados de la salud y los servicios que proveemos. Contamos con tendencias futuras, creamos planes estratégicos para asegurarnos un futuro crecimiento y una vitalidad continuada.

Colaboración

Construímos relaciones internas y externas duraderas conjuntamente con colégas a través de fronteras organizativas con el fin de mejorar el cuidado y los servicios que proporcionamos. Alentamos y recompensamos los logros individuales y de equipo. Ponemos el bienestar común sobre los intereses limitados.

Administración

Tenemos recursos, nos adaptamos y somos flexibles. Mantenemos una actitud de “puedo hacerlo” que nos permite realizar nuestro trabajo. Somos fiscalmente responsables y eficientes con nuestro tiempo. Protejemos nuestras reservas y manejamos nuestros costos de operación con el fin de invertir en nuestro futuro. Cada uno de nosotros estamos personalmente dedicados a mejorar el Hospital de Niños porque estuvimos aquí.